Ventura

About This Project

Parece que fue ayer, quizá algún día más, que estabamos jugando a tenis con el pequeño Carlos en vuestra casa del Soto, Irene apenas andaba en aquel tiempo.
“Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia”, Roy Batty.
Sin embargo, quedarán en la memoria de nuestro corazón.